Cave Story

Juego legendario, traducido al español.

Mar 16, 2007 by

ArchEnemy

★★★★★ Si no puedes ver los pixeles individuales en un juego de plataformas, es que ese juego es una mierda.

Si un juego de plataformas no tiene powerups molones y una buena historia, estarías mejor jugando al tetris.

Si recuerdas los buenos tiempos de 8 y 16 bits, Super Mario Bros, Castlevania, Metroid, Sonic y Alex Kidd, tienes que jugar a Cave Story.

Si un japonés desarrolla cada detalle de un juego durante 5 años, y luego lo suelta en el mundo sin cobrar un duro por ello, tienes que jugarlo.

Juega a Cave Story, cojones ya.

Este post es solo una prueba de contenido microformateado. La reseña es una mierda, pero el juego es tremendo.

Red Steel

Despues de un mes y pico sin jugar (desde navidad, mas o menos) por fin me he terminado el Red Steel, mi primer juego de Wii. Como ya comenté en otra entrada, Red Steel viene a ser el hijo bastardo de Max Payne y una peli de yakuzas de Takeshi Kitano. Básicamente, llevas el papel de un guardaespaldas que se liga a su protegida, que resulta ser la hija de un… _empresario_ japonés. Justo el dia que vas a conocer a tu nuevo papá hay un intento de asesinato contra este, y tiene comienzo tremenda balasera, que durará hasta que la chica sea rescatada, el honor de la familia restaurado, y blablabla. Para aderezar y para usar el mando de la Wii para algo mas que para disparar con la pistola de lado al estilo _gangsta_, combates con katana a modo de duelo de vez en cuando.

Al principio entusiasma, luego decepciona un poquito, para al final terminar enganchando (bastante). Los escenarios son variados, y aun teniendo en cuenta la limitada capacidad gráfica de la Wii, son bastante vistosos, con efectos de luz bastante llamativos en algunos sitios. Tienen sus altibajos, y se nota cuando una zona esta diseñada para que te pases un ratillo en ella y cuando pretenden que pases corriendo y sin fijarte mucho. Ejemplo del primer caso podría ser el dojo en el que aprenderás a manejar la katana. Ejemplo del segundo caso: un bosque de bambú (al menos, _creo_ que era bambú) hacia el final del juego.

Los enemigos… un poquito repetitivos sin llegar a ser clones, y no muy listos, pero tampoco esperas que un mafiosete que dejó el cole por los bajos fondos japoneses pudiera tener mucha _inteligencia artificial_.

Lo que importa: el control. El juego no es díficil. Más de un frikitron podría pasarselo en una tarde sin demasiados problemas. La curva de dificultad del juego tiene algunos baches, pero depende más de lo que tardes en hacerte con el dominio del wiimando. Desplazamiento con el nunchuk, giro y puntería con el wiimando. En cuanto a first person shooters, el teclado y el ratón siguen sin rival en cuanto a efectividad, aunque esta nueva opción queda muy por delante del pad tradicional y no se puede negar que favorece mucho mas la inmersión en el juego. Te das cuenta de esto cuando paras de avanzar para agarrar bien el mando y respirar hondo antes de lanzarte a los morros de una docena de ninjas con metralleta.

En cuanto al manejo de la espada… resulta bastante desigual. Como era de esperar, el movimiento del mando en la realidad no se responde fielmente con el de la hoja en el juego, si no que esta realiza movimientos predefinidos en base a la dirección en la que menees el wiimando. Cosa que resulta bastante pobre hasta que te empiezan a enseñar katas que combinan golpe tras golpe a modo de combo, y que al menos te dan algo que hacer durante unos pocos duelos. Solo durante unos pocos, ya que en algún punto del juego que no sabría precisar, la habilidad de los duelistas sube de repente, y resulta mas útil bloquear y golpear la espada del oponente hasta romperla que golpear al oponente mismo.

Por decirlo de una vez: no es ni de lejos una obra maestra, pero no es un MUY buen juego de lanzamiento. Lamentablemente, no es tanto como prometían los primeros videos: le han faltado unos pocos mesecitos de desarrollo para convertirse en un gran juego y no hay duda de que la segunda parte o su heredero (que lo habrá) dará bastante que hablar. En cuanto a este, es entretenido y divertido, por la novedad. Lo rejugaría inmediatamente si no estuviera picado con mi padre por ver quien se termina antes el Call of Duty 3 y no estuviera deseando enganchar el Zelda.

Nintendo DS con navegador y reproductor multimedia

La en-breve-renovada consola portátil de Nintendo contará con un par de accesorios bastante interesantes en los próximos meses: un sintonizador de tv y este reproductor multimedia con 4GB de almacenamiento.

Pero más interesante aún es el anuncio acerca del desarrollo del navegador Opera Mini para NDS, que viene a cerrar la que para mí era la única asignatura pendiente de este pequeño trasto. Y si encima se trata de Opera Mini, que ha tenido críticas bastante favorables en sus versiones para smartphones, no solo estamos hablando de un aprobado, si no de un aprobado con nota.

Con la gran comunidad de desarrollo homebrew de esta consola, me pregunto cuanto tardaremos en ver Minimo en sus dos pantallas. Las cosas se ponen interesantes.