Evolución cinematográfica de un programador

Jackie Chan: Joven, espabilado y enérgico. Puedes luchar de manera bastante satisfactoria, pero el enemigo (especialmente los más grandes) aún te acojona. Las peleas son largas y espectaculares, y la mayoría de las veces te llevas una buena paliza. Solo al final empiezas a controlar la situación. No usas ninguna herramienta sofisticada, todo lo haces a mano, o con lo poco que tengas a tu alcance, como la proverbial escoba de todas las pelis de Jackie Chan. Te gusta lo que haces, pero cada poco tiempo tienes que recordar y desafiar las enseñanzas de tu maestro.

Bruce Willis: Le has cogido el truco a la lucha. Tienes a los malos controlados desde el principio. Estás quemado y cansado de tu trabajo, pero aún asi lo haces por que “es lo que todo americano debe hacer”. Has aprendido a utilizar herramientas que te ayudan a eliminar a los enemigos con mas rapidez, aunque no de manera demasiado limpia. Sabes todo lo que se puede saber, pero tienes que refinar tus métodos. Aun no puedes terminar sin llevarte unos cuantos mamporros: ganarás, no sin que acabes cubierto de sangre y caminando descalzo sobre cristales rotos, pero ganarás.

James Bond: Algún dia serás James Bond. Tranquilo, rápido y despreocupado. Estas pertrechado con un buen juego de herramientas altamente sofisticadas que te permiten eliminar hordas de enemigos con solo quitar la tapa del boli. Terminar una misión sin despeinarte es una tarea trivial, e incluso tendrás tiempo de aprender a disfrutar de placeres no tecnológicos (léase chicas Bond). Pero mucho ojito: esta evolución es cíclica, y uno nunca dura mucho al servicio de su majestad británica.

Más allá, existen otros estados, solo accesibles para los seres iluminados que hayan vivido muchas veces este ciclo. Si alguno de estos seres superiores ha experimentado alguna vez lo que es ser un programador Bruce Lee, o un programador Chuck Norris, que lo cuente en los comentarios.

¿Que hace diferente a Windows Vista?

A veces creo que soy un tio muy influenciable. No hace ni dos meses que me pasé a OSX, y la lectura de este artículo ya me hace pensar en volver a Windows. En el se enumeran algunas de las características de Vista que hacen que este Windows sea por fin algo diferente. Brevemente resumidas:

  • Repasito al kernel: básicamente, se ha reducido el número de cosas que se ejecutan en el contexto del núcleo del sistema operativo. Los drivers se ejecutan en el espacio de usuario ahora, lo que presumiblemente significa que si retuerces mucho los drivers de tu tarjeta gráfica, o te gusta utilizar la ultimísima version beta de los mismos, tendrás menos posibilidades de cascar tu sistema. Los procesos de entrada/salida (lectura del disco duro, por ejemplo) pueden ser priorizados: el antivirus no volverá a joder la lectura de ese DivX, por que sus accesos al disco duro tendrán menos importancia que los de tu proceso activo, y serán pospuestos por el sistema operativo hasta que pueda hacerlo sin molestarte. Nuevo sistema de prefetching para acelerar el tiempo de carga de tus aplicaciones más usadas.
  • Redes: Microsoft ha reescrito su pila TCP, integrando IPv6 desde el principio y no como un parche posterior. Adaptabilidad de sus ventanas y tamaños de paquete para mejorar el rendimiento y minimizar el daño cuando hay pérdida de paquetes. Roaming wireless y la posibilidad de desviar el trabajo de la CPU a procesadores dedicados en las nuevas tarjetas de red que están por venir (cosa interesante si tienes un cañón gigabit que se come los ciclos de tu procesador) son otros cambios tambien importantes, pero que a priori tendrán menos impacto que los anteriores.
  • DirectX 10: o la cabronada razón por la que nos quedaremos sin Halo 2 para XP. Una especificación más estricta: o tu tarjeta soporta DX10 o no lo soporta, sin termino medio. Se abandona la retrocompatibilidad: nada de poder poner esos juegos DirectX 7 o 8. Como mucho, tendremos un port de DirectX 9 adaptado al modelo de drivers de Vista para poder terminar de exprimir los juegos actuales. Y por fin podremos usar esas GPUs monstruosas para algo más que para jugar: con el nuevo interfaz de Windows, AeroGlass, podremos tener un montón de funcionalidades y efectos en nuestro escritorio que servirán para mejorar su usabilidad (un poco) y su vistosidad (enormemente).
  • Nuevas aplicaciones incluidas: Parece que Microsoft se ha dado cuenta de que hace software, y de que el software importa. Siguiendo la estela de las aplicaciones iLife de Apple, y de otras joyas como Mail.app, iCal y compañía, Vista incluirá un nuevo conjunto de aplicaciones presumiblemente más adaptadas a las necesidades de los usuarios y al concepto actual de lo que es un PC. Y por supuesto, también podemos esperar la nueva integración-trampa tan típica de Microsoft, esta vez con los servicios online de Windows Live, o como quieran llamarlo.
  • Seguridad: Aparte de lo mencionado anteriormente sobre el kernel mejorado y el menor numero de componentes corriendo en espacio privilegiado, las posibilidades mejoradas de firewalling que supone la nueva pila TCP/IP, por fin Microsoft ha optado por definir unas opciones por defecto razonables, como usuarios sin privilegios de administrador, encriptación de datos de usuario y particiones completas, y sobre todo, mantener esa puerta abierta al spyware llamada Internet Explorer más aislada de los componentes del sistema operativo, ejecutándose aún con menos privilegios que los procesos normales.

Como ya he dicho, esto es un resumen de lo que me ha parecido que podría resultar más interesante a los usuarios normalitos, pero interesados en saber lo que pasa detrás de su fondo de escritorio. Sería interesante tener el punto de vista de alguien con más em… perspectiva para hablar de estas cosas como Diego Calleja o Javier Santana.
En todo caso, recomiendo encarecidamente la lectura del artículo, que tiene bastante más sustancia de la que yo muestro aqui.