Sirocco – “The march through Crimson Frost”

Sirocco - March through the crimson frost You can find a Spanish version of this review in Friedhof Magazine, an extreme metal magazine. It’s thanks to them that I got it, and they are kind enough to let me republish this on my personal site.

Sirocco – “The march through Crimson Frost”
Publisher: BPM Studios
Genre: Celtic Thrash
Release date: October 2007
Calification: 6.5/10

“The March Through Crimson Frost” is an album which requires to be listened to quite a few times before you can make a judgement on it. You could blame this on production. It sounds like someone had sit over the equalizer knobs, creating a tonal disparity that is disorienting, if nothing else. A new studio, or at least a new sound tech would do much good for this irish boys.

Sound quality aside, there’s two features that come over everything else:

First one’s the bass. Fast, precise, and certainly complex. Quite interesting from my point of view as an amateur bassist. It’s very far from the typical supporting lines, and often the driving force behind the melodies, leaving the guitar behind.

Then, there’s the voice. Appalling, but not in a good way. The album is voiced by the bassist, and his excelent performance on the strings doesn’t extend to singing. The clear register which he uses sounds, for me, too nasal and a bit too high, and doesn’t live up to the rest, grounding what could’ve been a very well rounded work. I’d daresay that an instrumental album would have been something to think of, at least while they’re short of a singer with a wider register.

The design of the cover -complete with menhir and celtic knotting frame- along with the irish origin of the band hints about a sound that you will not find in the 38 minutes length of “The March Through Crimson Frost”. Having been described by the band themselves as Celtic Thrash, the record could be disappointing for those who like either celtic music or Thrash Metal. It is not that the album is bad in any way, it’s just that Celtic Thrash is a hard mix to get right. Sirocco, though, has managed to execute it with a great dose of raw talent, and more success than you could expect.

Rock’n’rock, nunca mais

El macrofestival de heavy metal más importante de la península se ha suspendido a causa de una tormenta de 15 minutos que estaba anunciada. Miles de personas se han tragado cientos de kilómetros de carretera, han dormido sobre el mismo pedregal que el año pasado y han padecido colas interminables bajo el sol por culpa de una organización nefasta. Quien se iba a imaginar que junto a uno de los parques eólicos más grandes de España el viento pueda ponerse a soplar con fuerza.

No tiene mucho sentido liarse contando la ilusión que nos hacía ver LA GIRA con mayúsculas de los Iron Maiden, o como en tal festival europeo todos los años cae la de dios y lo único que se chafa es la melena cardada de algún hortera. Aqui lo único que importa es atraer mucha gente, ahorrar en infraestructuras y vender la cerveza lo más cara posible.

Lo peor, lo que peor me sienta de todo esto, es el aire buenrollista de algunos figuras, que sólo dan un punto de vista apologético para la organización, a la vez que se compadece de las pobres víctimas, el público. Eso se llama no tomar parte. No mojarse. No echarle al asunto los proverbiales dos huevos del heavy metal. Llamar tornado a una tormenta de verano -una tormenta cojonuda, por cierto- de apenas 15 minutos resulta cómico cuando viene de alguien que trata de ser una personalidad del mundillo metálico.

En comparación, el Kobetasonik 2008, al que también tuve la suerte de asistir hace unas semanas, fue uno de los espectáculos más grandiosos que he visto en mi vida. Con sus problemas, como todo evento de este tamaño, pero que no fueron nada comparados con la mierda que vivimos en el Monsters of rock/Metalway 2008. Más personal, mejores instalaciones, mejor organización, ni un minuto de espera innecesario… y en genera otra manera de entender la organización de eventos por parte del promotor: LastTourInternational.

El caso es que el verano que viene traerán a otros dos o tres grupos gordísimos, algún amiguete se animará y terminaremos picando todos. Y es que no aprendemos…

Actualización: comentarios sobre los conciertos que ví.

  • Rage: ahora mismo no recuerdo si es la segunda o tercera vez que los veo. No soy seguidor suyo en absoluto, pero si que noté que les faltaba algo sin Terrana a la batería.
  • Candlemass: el único grupo que me interesaba del primer día del festival. Buena ración de los temas del último disco (que es MUY bueno) y final épico con Solitude, tema insignia de su álbum insignia Epicus Doomicus Metallicus.
  • Pretty Maids: no los había visto nunca en vivo, primero por suspensión por lluvia (!) y luego ya por desinterés. Pese a desconocer prácticamente todos los temas y a lo díficil que resulta meterse en un concierto cuando el sol cae de plano, dieron un concierto bastante efectivo y divertido.
  • Ted Nugent: solo llegué a los bises. Y haciendo honor a la verdad, las horas de sol, la cantidad de cerveza que llevaba ya en el cuerpo, no haber comido nada en todo el día y el repentino cambio de presión (se estaba preparando la tormenta) no me dejaron enterarme de mucho.

El fallo de Jericho

Hace unos dias terminé de ver el último capítulo de la que se dice la última temporada de esta serie de cosas nucelares.

Por un lado, creo que soy el único que se quedó satisfecho con el final de la primera y me habría quedado muy tranquilo si la serie hubiera acabado en ese punto: las cosas parecen arreglarse y se ha formado un nuevo gobierno, pero ya es demasiado tarde para el pequeño pueblecito de Jericho, que se encuentra en guerra con un pueblo vecino.

Una serie centrada, mayormente, en la vida post-bomba de un pueblo en medio de la inmensa nada de los EEUU: el gobierno local tratando de mantener la paz y el orden a la vez que hace la vista gorda a los trapicheos necesarios para mantenerse abastecidos, rivalidades con los pueblos vecinos y en definitiva el reajuste a una forma de vida más a la antigua. El tema conspiranoico de las bombas no deja de ser una subtrama -importante, pero subtrama- centrada en el personaje de Hawkins, que también participa en las demás, y en la que ningún otro habitante del pueblo se ve involucrado hasta el final.

Entonces llega la segunda temporada y el foco de la serie cambia completamente: el nuevo gobierno central se instala en forma de unidad del ejército y se apoya en dos empresas, una gran ‘consultora’ y una de ‘seguridad privada’ -ambas malvadas y corruptas, por supuesto-, se restablecen los servicios básicos y el tema de las bombas pasa a ser el único.

No me extraña que haya tenido poco éxito. El mensaje de la serie cambia completamente, y la fulminante cancelación hace que todo tenga que apresurarse hasta un final feliz que no resulta para nada satisfactorio. Los malos odiosos mueren y el país -o lo que queda de el- está a salvo una vez más.