Beyond The Void – “Gloom is a trip for two”

Beyond The Void – “Gloom is a trip for two”
Endzeit Elegies/Avasonic/Rough trade
Dark Rock / Gothic Metal
7.5/10
22/Feb/2008

Somehow, when I received the promo kit for this album, I thought it would be difficult to extract a solid review. But having been through it a bunch of times, I’ve been quite convinced that “Gloom is a trip for two” is the album that could throw Beyond The Void into international fame.

What looks like a record extracted from the same place as HIM’s, hides the talent of 5 musicians and a vocalist that know very well how to do their job. Their job being a Gothic Metal / Dark Rock that can perfectly stand side by side with some established bands like The 69 Eyes or the already mentioned HIM. I could put them alongside Moonspell, too, if only for the great similarity between the voices of Daniel Pharos –Beyond The Void‘s singer- and the portuguese Fernando Ribeiro, or just for the sound of the most-metal segments of “Gloom…”.

On the tough side, I must say that nobody should expect the “chosen” album that will define and push the genre for the next years. Composition and technique of the band are fairly correct and don’t get to shine in any moment. Tracks are quite varied, going from the energy of the opening “Her dive into midnight” to the mellow ballad which is “Nihilism”, or from the metal riffs of “Cyanid eyes” to the prevailing keyboards of “A minute before dawn”, the closing one. “Seductora” and “Gloom is a trip for two” are, maybe, the most worked-on songs, and both have the smell of successful singles.

Concluding, Beyond the Void‘s third work is a great one, adecuate and recommended. It’s one of those albums that you like more the more times you listen to it, but not enough to be your favorite one. Let’s give it a high 7 and move on.

Walter F. Miller – “Cántico por Leibowitz”

Por fin. Después de años he conseguido releerlo gracias a una reedición en la colección Byblos. Guardaba muy buen recuerdo de una lectura pasada, cuando aún iba al colegio, pero la verdad es que esta segunda visita me ha dejado un poco frío. Supongo que ahora me inclino más por otro tipo de ciencia ficción… pero vayamos al grano.

Dividido en tres partes: “Hágase el hombre”, “Hágase la luz” y “Hágase tu voluntad”, Cántico por Leibowitz narra la vuelta al statu quo de una humanidad devastada despues de un apocalipsis nuclear. Cientos de años despues, una orden religiosa trata de preservar las migajas del conocimiento humano previo al “diluvio de fuego”. Las otras dos partes, separadas de nuevo por varios siglos, hablan de la lenta reconstrucción del saber, de los conflictos entre la razón y la superstición, y finalmente, de la escalada hacia un nuevo conflicto final.

En resumen, Cántico por Leibowitz es sin ninguna duda el libro ideal para extraer ideas sobre las que debatir durante horas, pero como novela -como puro entretenimiento, vamos- no ha resistido muy bien el paso del tiempo. Aunque quien sabe, quizá dentro de unos años vuelva a leerla por tercera vez y me guste más que hoy…

Las pelis del verano

Como soy así de vago, creo que lo mejor será resumir en un post todas las pelis (significativas) que he visto este verano, por que si me pongo a hacer un comentario de longitud medio decente de cada película, posiblemente se queden para siempre entre los borradores. Sin más tontería:

Wall·E – Batallón de limpieza: De cutre subtítulo, pero impresionante factura. Un clásico instantáneo. La muy mejor película del verano y puede que incluso del año, con diferencia. Las pelis de animación en 3D hace tiempo que me cansaron, y llevaba sin ver nada de Pixar desde aquel screener en español neutro de Monstruos S.A. Pero desde que vi los trailers/teasers/whatevers -hace unas semanas, tampoco llevaba meses esperándola- supe que la peli me iba a gustar. Y me ha gustado. Mucho. Hasta el punto de comprarme un muñequito de Wall·E para tener en la mesa.

Batman – El caballero oscuro: Acojonante. No es la película definitiva, como algunos la quieren poner. Ni de lejos. Pero admito que hacia la mitad de la peli ya estaba más que satisfecho y me habría ido a casa contento con lo que había visto hasta ese punto. Pero aún quedaba una hora de película, con lo mejor todavía por venir. Me veo volviéndola a ver en cuanto haya un rip decente. Y efectivamente, Heath Ledger hace un trabajo impresionante en el papel de Joker, que se ve incluso mejorado en el doblaje español. En VO pierde bastante de ese habla babosilla que le han dado aquí. Por una vez el doblaje aporta en lugar de quitar.

Hellboy 2 – El ejército dorado: Mejor de lo que me esperaba. No es ninguna joya, claro, pero el diseño de personajes y la fotografía en general me parecen tremendos, llenos de detalle y muy bien cuidados. Casi me atrevería decir que a ese nivel es el equivalente contemporáneo de películas como Cristal oscuro o La historia interminable. Habrá que leer los comics.

Star Wars – Las guerras clon: Esta aún no la he visto, pero no es novedad que durante años he sido un frikazo de todo lo relacionado con Star Wars y le tengo bastantes ganas. De hecho, ya pulula por mi disco duro, pero esperaré a verla en el cine y reservaré ese cutre TS a modo de repaso.

La oportunidad perdida: Los cronocrímenes, que no he podido ver ni siquiera P2P mediante. Y vaya usted a saber cuando coño saldrá el DVDRIP.

Más antigua, pero no por ello menos blog-worthy: Ultimátum a la tierra, el clásico entre los clásicos de la ciencia ficción. Me acordé de ella hace unas semanas, por dos motivos diferentes. Primero el trailer de un remake protagonizado por Keanu Reeves en el papel de Klaatu, y por otro lado, el riesgo percibido por los medios más amarillistas acerca del Gran Colisionador de Hadrones. Así que me la apañé y la he vuelto a ver. Un par de veces. Para concluir que ya no se hacen películas así. No se si será que en algunos aspectos soy viejo por dentro, pero el ritmo de la película, la manera de conformar la corrección política de entonces, la interpretación… me llegan de un modo mucho más intenso que en el cine actual.

Y eso viene siendo todo. ¿Me he perdido alguna?