George Orwell – Rebelión en la granja

Podría decirse que lo mas interesante de este segundo libro del 2007 (que terminé de leer a la vez que “el anterior”:http://blog.gafapasta.com/articulos/orson-scott-card-marionetas-de-la-sombra/) es el prólogo: una somera revisión de la metáfora de las _sospechosas_ similaridades entre el estalinismo y la narración, acompañada por una breve biografía del autor y una revisión de las circunstancias sociales alrededor de la publicación del libro.

La historia en sí, para aquellos que como yo, no la leyeron en el instituto, trata de la vida de los animales de una granja que deciden levantarse contra sus _tiránicos_ amos humanos, a instancias de las palabras del más viejo de los cerdos. Lo consiguen sin demasiado esfuerzo y comienza lo que promete ser una _utopía animal_. Poco despues, el anciano cerdo muere y el resto de los cerdos toman el control y comienzan a pervertir sus ideales. No tarda en aparecer la versión porcina de cosas como la manipulación de los medios, la policía política, el revisionismo histórico y otra serie de _divertidos_ fenómenos sociales. Las cosas no tardan en empeorar, ya no en relación a la utopía animal que se pretendía, si no respecto a la época en la que los animales trabajaban para los humanos.

Es curioso como, sobre todo al final, el comportamiento tan _excesivamente humano_ de los animales me causó cierta repulsión visceral, una sensación de algo erróneo y antinatural, provocada sin duda por contraste con tantos años de adorables animalitos felices y parlanchines de las películas de Disney.

Orson Scott Card – Marionetas de la sombra

Primer libro liquidado en 2007. Técnicamente lo empecé en los últimos dias del 2006, pero salvo esas primeras páginas, el resto ha sido leido en un par de noches de insomnio durante mis breves vacaciones de principios de año.

El libro sigue con la tónica de La sombra de Ender y La sombra del Hegemón: se describen las trayectorias de los jugadores de la política mundial ahora que Ender no está y los niños de la Escuela de Batalla han vuelto a sus respectivos paises. Alianzas, traiciones, planificación, invasiones, secuestros… demasiadas cosas pero ninguna lo suficientemente llamativa como para causar el impacto de La sombra de Ender. Bean sigue siendo superlisto, Aquiles sigue siendo un cabrón, Peter sigue pareciendo un poco autista y personajes que no fueron mas que secundarios en los primeros libros pasan a tener una importancia casi crucial.

No es ni de lejos el mejor de la saga, y en mi opinión lo único que hace es servir de transición: coloca a todo el mundo en su sitio y lo deja todo listo para la traca final que ya se va dejando intuir. Por un lado, ciertas insinuaciones plantadas durante el libro hacen que me tema lo peor… un brainfuck fácil de anticipar, pero de díficil solución por parte de Card. Es de esperar que se desinfle y se vaya por los cerros de Úbeda de esa manera tan típica suya, pero no deja de haber una posibilidad, una pequeña posibilidad de que por una vez dé a sus personajes un digno y apoteósico final.

Ahora solo falta que la edición en bolsillo de La sombra del gigante no se haga esperar durante años…

Los hechiceros de la guerra

Internet, serious business.

Esta tarde/noche, después de una atroz siesta de mas de 5 horas de la que he amanecido a eso de las 22:30, mientras navegaba buscando posibilidades para crear una VPN entre mi casa y la oficina, he ido a encontrarme con este hilo de ask.metafilter, mencionando una novela gráfica/película de animación que me ha resultado familiar. Se trata de Cuando el viento sopla, la historia de dos viejecitos que viven en la campiña inglesa después de un ataque con armas nucleares.

Lo interesante del tema, es que siempre he tenido recuerdos muy vívidos de una noche de mi vida, hace muchos años, cuando vi, en un espacio de La noche temática (creo) la película que acabo de mencionar, junto a otra que me impactó mucho más, y de la que nunca había sido capaz de encontrar una referencia. Hasta hoy.
Tras bastantes búsquedas infructuosas, había llegado a pensar que sería una cinta underground, de poca distribución, made in Europa del este, y que nunca volvería a verla. Y es casi todo lo contrario. Americana como la cocacola, obra de un director/animador casi-de-culto (Cool World y Tigra: Fuego y hielo, entre otras), y gracias a la maravillosa omnisciencia y omnipotencia de la red google, imdb, wikipedia y emule, parece que voy a volver a verla.

Se trata de la película cuyas imágenes acompañan esta entrada, al que también da título. Wizards en su versión original. Los hechiceros de la guerra en nuestro país. Año 1977.

El argumento, o lo que recuerdo de el, gira alrededor del enfrentamiento de dos hermanos hechiceros, en una tierra que comienza a renacer después de miles de años de un holocausto nuclear. Mutantes radiactivos por un lado, y parafernalia fantástica (elfos, hadas, enanos) por otro. Magia y tecnología. El bien prevalece, hasta que el hermano malo encuentra propaganda nazi entre las ruinas de la antigua civilización y empieza a utilizar esas tácticas para motivar a su ejército y desmoralizar al enemigo.

El otro punto fuerte de la película es su estética. Fantasía oscura, bizarra y colorista, que estimula la imaginación. En mi esquema mental de las cosas, va en el mismo apartado que el dibujo de Moebius en El Incal o al de Ricardo y Nacho en Goomer; y ya menos relacionado con el dibujo en si, con otras historias similares como Los Tecnopadres, La casta de los Metabarones y Heavy Metal. Se agradecerán otros ejemplos de obras similares en los comentarios.

En pocas palabras, el hallazgo me ha alegrado la noche. De aquí a unos pocos días, cuando termine de descargarse (junto a Tygra y Cool World, ya que nos ponemos), alguno me encontrareis dando el coñazo para que la veáis, sacando el tema en alguna conversación sin venir a cuento. Espero que al menos, haya aguantado bien el paso del tiempo.