Corinne Maier – Buenos días, pereza

¿Ensayo de andar por casa o manual de negocios?. Ni una cosa ni otra. Buenos días, pereza pretende decir por fin la verdad, toda la verdad, no la que algunos quieren hacernos creer. Aquí está: hoy en día ya nadie cree en la empresa. Por mucho que se esconda, la desmotivación es propia de todos los trabajadores del mundo, que, como bufones de una máquina absurda y grotesca, sólo desean una cosa: cobrar su sueldo a fin de mes. Si la realidad es ésta, ¿qué hay que hacer?. Sobre todo, NADA, afirma este libro. Seamos individualistas e ineficaces y hagamos lo mínimo posible, mientras aguardamos la buena nueva: que todo este sistema se hunda.
Buenos días, pereza sólo tiene un objetivo activo: desmoralizarnos, en el sentido de que no tengamos ningún escrúpulo con la empresa. Nos ayuda a utilizarla, ya que hast aahora ha sido ella la que se ha aprovechado de nosotros. Y nos explica cómo se puede minar el sistema desde el interior sin que se note. Cínico y provocador, este libro describe la realidad actual del mundo laboral y establece una estrategia de supervivencia en un mundo, el de la empresa, absurdo y despiadado

Interesante como lectura ligera, pero repleto de obviedades. No me alargaré mucho, ya que el libro es más bien breve y puede terminar saliéndome una reseña más amplia que éste.

Esta señora ha descubierto la cura del cáncer, la fusión fría y que trabajar no mola. Y para ello la han hecho falta no sé cuantos años trabajando como funcionaria en una empresa estatal francesa. Yo, que por lo visto debo ser más espabilado, me dí cuenta de ello aproximadamente a los 2 o 3 meses de empezar mi primer trabajo serio.

El libro es básicamente una sucesión de tópicos, presentados de una manera que trata de ser contundente y salpicados cada pocas páginas con menciones a un par de escándalos empresariales que han ocurrido en Francia en los últimos años. Cuán absurdo es el lenguaje empleado en los documentos internos. Taxonomía de ‘los cretinos con los que te codeas’. No carece de cierto interés. Pero de ahí a convertirse en un best-seller que ‘está cambiando el mundo laboral’ va mucho, mucho, mucho. Para leerlo si te lo prestan, si necesitas un poco de autocompasión o si no tienes nada mejor que hacer en el curro (heh!). Pero no salgas corriendo a comprarlo.

Ok, ok, tampoco es cuestión de ser cruel. En cierto modo, simpatizo con esta señora y comparto sus ideas. De hecho, pretendo volver a leerme el libro para anotar un puñado de ideas que terminaré remezclando en un par de artículos que tengo a medias. Algún día.

George R. R. Martin – Los viajes de Tuf

Haviland Tuf es un ser curioso: un mercader independiente de gran tamaño, obeso, calvo y con la piel blanca como el hueso. Es vegetariano, bebe montones de cerveza, come demasiado y le encantan los gatos. Y además es completa y absolutamente honesto. Tuf logra poseer una enorme nave espacial, el Arca, la única superviviente del antiguo Cuerpo de Ingeniería Ecológica de la Vieja Tierra. El Arca es un artilugio desaparecido hace más de mil años, pero que revive gracias a Tuf y a sus gatos. A lo largo de los siete relatos que forman este libro, Tuf consigue la nave, la repara y resuelve un sinfín de problemas con la ayuda de la ingeniería ecológica, una profesión que él recupera y a la que añade la impronta de su personalidad, astucia e ironía.

Los viajes de Tuf es uno de los ‘otros libros’ de un autor famoso por una de sus novelas o sagas, en este caso por Canción de Hielo y Fuego. Lamentablemente estos títulos suelen pasar desapercibidos, eclipsados por la obra magna. Sin embargo ha sido un acierto por parte de Ediciones B publicar una nueva tirada del texto que nos ocupa.

El libro nos cuenta como Tuf, un mercader reconvertido a ecólogo, soluciona los problemas de los diversos mundos que visita en sus viajes. Simplemente, se limita a ir por ahi, ‘desfaciendo entuertos’ medioambientales gracias a las increíbles posibilidades de su nave, que como no podía ser de otra manera, es la única y procede de una época pasada que por supuesto fue mejor.

Para ser un fix-up sin pretensiones, el libro es bastante bueno y termina por enganchar, lo que hace que me entren ganas de meterle mano a otro par de títulos de este autor que tengo en espera. Especialmente notables son el primer relato, en el que se cuenta como Tuf llega a ser el propietario del Arca gracias a una primera demostración de astucia y pachorra, y los 3 que giran alrededor de las crisis alimentarias en un planeta superpoblado.

Me ha gustado bastante, pero solo lo recomendaría como curiosidad, para quien quiera ver como se desenvuelve George R.R. Martin fuera del campo de la fantasía épica. Tu verás.

John Wyndham – El día de los trífidos

Unas extrañas luces verdes han aparecido en el cielo y la mayor parte de la humanidad ha alzado la mirada para contemplar el fenómeno. A la mañana siguiente todos despiertan ciegos. Las pocas personas que conservan la vista inician la lucha en un mundo que se debate entre la desesperación y la barbarie. Uno de ellos es Bill Masen, que se encuentra ingresado en el hospital, recuperándose del ataque de una planta mutante creada por el hombre: los trífidos. Se trata de enormes vegetales capaces de moverse y que han desarrollado una especie de lengua venenosa con la que agreden a los humanos. Ahora que han descubierto la debilidad de éstos, los trífidos se disponen a heredar la Tierra…, si los supervivientes no lo impiden.

Debería haber reseñado este libro antes que el anterior, por que realmente lo terminé antes, pero ayer al terminar con El libro del dia del juicio final estaba tan emocionado que no pude evitar escribir y postear el comentario.

En todo caso, El dia de los trífidos es una nueva vuelta al tema apocalíptico, en plena guerra fría (1955). De hecho en el libro se insinúa que el culpable de la existencia de los trífidos es el ‘inescrutable bloque soviético’. ¿Trífidos?. Si, los trífidos son una especie de plantas, aparecidas no se sabe muy bien como, pero que son cultivadas extensivamente para producir aceite de gran calidad. El problema es que los trífidos no son vegetales inofensivos, si no que pueden desenraizarse y trasladarse, defenderse y ‘cazar’ con un aguijón, y en cierto modo, comunicarse y organizarse con otros de su especie.

Esto, que no tendría que suponer ningún problema, pronto se convierte en una cuestión de supervivencia de especies, cuando un dia, despues de un fenómeno luminoso presuntamente provocado por la intersección de la órbita terrestre con la cola de un cometa, toda el mundo se despierta convertido en ciego. Se desatan el pánico y el caos. Bajo la inquietante amenaza vegetal, los que conservan la vista se enfrentan entre sí tratando de imponer su visión (jeje) sobre como deben actuar. ¿Dejar las ciudades y abandonar a los ciegos a su suerte?. ¿Tomar la responsabilidad de mantener a un gran número de invidentes cada uno?. ¿Sentarse a esperar un rescate?. ¿Arrepentirse de los pecados de la humanidad y esperar no volver a ser castigados por dios?.

Como casi todos los libros del género, el subtexto esconde una crítica sobre la dirección tan errónea que el progreso ha tomado durante la historia reciente de la humanidad, y presenta su pequeño plan para hacer las cosas mejor cuando haya una nueva oportunidad, y lo hace de manera bastante más realista que otros libros similares que he leido recientemente. Otro clásico recomendado.