Chrome, o la tercera venida de Google

Parece que la noticia de hoy (más bien de ayer, pero bueno) es Google Chrome. Un nuevo proyecto del omnipresente señor de los colorines que viene a ser un navegador seguro por diseño, con el añadido de una máquina Javascript rápida como Phelps dentro del agua y alguna cosita más. No me voy a extender más en las características, por que la lorosfera está llena de posts que lo comentan.

Mejor me voy a dirigir a la ruidosa minoría de escépticos de palo, contrarians y paranoides que se están llevando las manos a la cabeza por que la malvada corporación ha encontrado un método más para invadir su privacidad y su intimidad. Respeto ese punto de vista, y en cierta medida lo comparto, pero no seré yo quien lo siga haciendo rodar. Por que Chrome es la primera innovacion importante en el panorama de los navegadores desde que un par de tipos publicaron algo llamado Phoenix hace la friolera de SEIS AÑOS. Y luego nos quejamos de Internet Explorer…

El problema con esto, es que hace 6 años fue posible que dos personas se metiesen a cuchillo con una codebase como la que entonces era Mozilla -a secas, todavía no había Suite, ni Seamonkey, ni dios que lo fundó- y se dedicasen a pelar hasta que consiguieron un navegador ligero, rápido y respetuoso con las cosas que había que respetar, que ha ido evolucionando hasta lo que ahora llamamos Firefox, esa bestia parda en la que muchos nos pasamos varias horas al día. Me pregunto cuantos de estos talibancillos antigoogleros llegaron a usar Phoenix 0.3. Pero me estoy desviando… el caso es que el tiempo ha pasado muy, muy rápido. El propio Firefox se ha convertido en una masa de código difícil de manejar, y de hecho imposible de manejar por dos personas como en sus orígenes. Tiene detrás un montón de subproyectos, una fundación que maneja millones de dólares (oh wait… ¡software libre y dinero… no computa!) y en general un montón de inercia que lo dirige a convertirse en el navegador de referencia del mundo libre. Pero el proceso por el que nació Firefox hoy no se podría repetir. Si dos personas cogiesen el código con intención de hacerle una liposucción, posiblemente el resultado no valdría ni para limpiarse el culo. Y de valer para algo inicialmente, sería imposible mantenerlo así mucho tiempo.

Hace falta un equipo.

Muy poquitos proyectos de software hoy en día son obra de una sola persona. Y de esos, muchos menos tienen envergadura suficiente como para considerarse notables. Chrome no podría haber sido obra de una persona. Hace falta un equipo, y hace falta alguien que dirija y mantenga ese equipo. Y ese director ha sido Google. Debería haber sido Mozilla, que no sé en que cojones se gastará los 30 millones al año que recibe de… ¡Google!, pero no parecen tener presupuesto de I+D ni ganas de innovar. Así que los del horrible favicon g se han puesto a ello y nos han regalado esa suerte de Frankenstein hecho navegador -por aquello de que tiene partes de Mozilla, de Webkit y un intérprete Javascript que vete a saber de donde coño ha salido-. Para que hagamos lo que queramos con el.

Por supuesto que hay intereses detrás de Chrome. He dicho intereses, no horribles conspiraciones para violar tu intimidad. Claro que Google y la privacidad tienen sus cosillas. Claro que han hecho cosas feas en China: todas las empresas se bajan los pantalones para entrar en China. Claro que les viene bien saber tus preferencias para poder tocarte con los anuncios justo en ese sitio que te gusta.

Pero el interés último de Google es que la web sea más fácil y segura de usar, para que la gente la use más -como si algunos pudiéramos usarla ‘más’-, lo que en última instancia significa que directa o indirectamente usarás más servicios G. Y ya está.

Y como el año pasado me funcionó, voy a volver a intentarlo… Clara Rivera, si lees esto, polamordedios confírmame la asistencia al Google Developer Day 2008.

:D

Actualización: Si antes lo publico… parece que ya se puede descargar.

Más actualizaciones: como de costumbre, Diego Calleja lo cuenta mejor que yo.

El futuro de Google Reader

Este post es un resumen-traducción de estos comentarios sobre Google Reader en blogoscoped.com, al que llegué esta mañanita via Hacker News de Y Combinator. algún noogler (abreviatura de newbie googler) ha filtrado un supuesto vídeo confidencial de una sesion de diseño de los desarrolladores de Reader. Como Google Reader es una de las páginas que centran mi rutina diaria de navegación y alguno de los comentarios me ha parecido sumamente interesante, ahí va eso.

Dedicado a Dexae que me pide/ordena que bloguee.

  • Google esta trabajando en un estándar para que los servicios de publicación de feeds puedan informar a los agregadores de cambios en sus feeds. Esto no es nuevo, ya nos lo contaron en el taller de GData en el Google Developer Day.
  • Dos tercios de los feeds que monitorizan tienen un solo suscriptor. Búsquedas de ego y esas cosas. Yo mismo estoy suscrito a varios feeds sobre mi mismo que posiblemente no le interesan a nadie más.
  • Su índice de feeds ahora mismo tiene 10TB de datos de 8 millones de feeds. Sería bonito ver una estadística de cuantos megabytes de feeds llevo vistos.
  • Utilizan BigTable como base de datos. Mustang (librerías de Google para crear motores de búsqueda, que utilizan para todos sus servicios con búsqueda excepto GMail). Esto le interesará mas a los SEOs que a mi.
  • El equipo de Reader va a integrar otras características sociales en breve.
  • La apuesta de Google en cuanto a redes sociales tiene el nombre de proyecto de Mocha-Mocha o Mocka-Mocka, y será la infraestructura de las features sociales del resto de los servicios de Google.
  • No es una prioridad, pero tarde o temprano existirá la posibilidad de comentar los items que marquemos como ‘compartidos’. Con esto se pueden llevar de calle un montón de trackbacks y comentarios que de otra manera habrían terminado en los blogs originales.
  • No hay planes de integrar Reader con el sistema de búsqueda principal. El sistema de búsqueda principal de Google no esta preparado para recibir IDs de usuario como parámetros de una búsqueda. Por esto tampoco podremos tener resultados de GMail en nuestras búsquedas.
  • Pronto, Reader sugerirá feeds al usuario basándose en el resto de sus suscripciones y en su actividad en otros servicios de Google. Esto es muy interesante a la vez que da algo de miedo. Filtrado colaborativo por un lado, típicos temitas de privacidad por el otro.
  • Según las estadísticas recopiladas por FeedBurner, Reader es el lector de feeds con contenido completo más grande. MyYahoo, y iGoogle son grandes tambien (aunque son más bien lectores de titulares). Por otro lado, el uso de Bloglines no parece haber disminuido mucho (¿seguro?).
  • Reader tiene una masa de seguidores muy leal, contando vistas de página por usuario. El tercer servicio más utilizado despues de GMail y Orkut. No me sorprende en absoluto. Hay mucho heavy-user de correo, pero yo me paso muchas horas a la semana delante de la pantalla de Reader.
  • La única manera de capitalizar los feeds es a través de FeedBurner. Reader podría ser explotado más directamente en el futuro, pero Google no tiene muy claro el tema de mostrar sus anuncios junto al contenido de otras personas (en Google News esto está resultando un problema). Están estudiando la posibilidad de mostrar la publicidad del productor del contenido cuando se trate de usuarios de AdSense.

Notas sobre el Google Developer Day 2007

Como soy más vago que la chaqueta de un guardia, si me pongo a escribir un artículo sobre cada una de las sesiones que ví, puedo tardar varios dias y para entonces las cosas serán agua pasada ya. Así que he decidido que voy a poner directamente enlaces a las notas ‘en crudo’ que tomé durante las presentaciones, mínimamente editadas para que no hagan daño a la vista y tal.

Por lo demás, nos dieron regalitos: un Gboli, una Gcamiseta, una Glibreta y un Googlecóptero radiocontrolado, que acabará con la paz en todas las oficinas. La organización absolutamente acojonante, nada de tiempos perdidos, nada de retrasos, todo controlado al milímetro.

El tratamiento, también impecable. Desayuno, comida (dios, había hasta sushi en el buffet, me puse como un cerdo :) y cena (con cerveza, canapés, pinchos y jamoncito, pero lamentablemente sin chuletón a la piedra :) bien completos y variados. Esperaba mejor café de google, eso si.

Personal de congresos (lease camareros, azafatas y azafatos) atento y agradable sin ser pesados. Entre sesión y sesión pasaban repartiendo café y botellitas de agua. Traducción simultánea de las charlas.

Los googlers con sus batas de I’m feeling lucky bastante majetes y asequibles todos. Cuando no estaban en ninguna sesión estaban por ahi paseandose y charlando con el personal.

El único punto negativo del dia: la conexión intermitente. No había manera de estar más de 10 minutos conectado a la red. Solucion: twittear las tonterías mas interesantes desde el móvil :)

¿Mis conclusiones?
La primera, que volveré el año que viene.
La segunda, que en google se lo montan de puta madre.
La tercera, que saben hacer este tipo de cosas igual de bien que hacen sus productos.
La cuarta, que el entusiasmo que demuestra su personal le da a uno ganas de agarrar el teclado y ponerse a programar furiosamente. No obstante, pude controlarme y lo único que hice durante el viaje de vuelta en tren fue probar el Google Reader offline, que funciona divinamente.
La quinta y última. He vivido por una vez en mi vida aquello de free as in free beer. La cerveza gratis existe y no hay mejor manera de descubrirlo que en un evento de Google.

Para terminar, muchas gracias a Clara R. de Google España por su invitación. Imagino que fui uno más entre muchos, pero gracias a ella y a su invitación he pasado un dia bastante divertido, emocionante (si, Gears es como para emocionarse) y hasta me han vuelto a entrar ganas de programar por diversión.