Wardriving (con mis niggaz, man).

Plan original: salir del curro, llegar a casa, ducharme, poner en una bandejita un té y algo de fruta y sentarme en el ordenador a darme el vicio supremo al Knights of the old republic, (Kotor en adelante). Un buen plan. Tenía ganas.

Lo que he hecho al final: llevarme el portatil del curro, llamar a dos colegas, instalar NetStumbler y pirarnos por ahi a dar vueltas en coche, chupando de redes abiertas. Dejar el portatil en el maletero bajando un Knoppix a 150KB/s mientras entrabamos a un super a comprar unas cokes y algo de picar. Visitar el Corte Inglés 10 minutos antes de la hora de cierre para comprar una TV y ‘casi’ comprar el Pikmin para la GC. Volver a casa para ducharme, cenar, contarlo e irme a sobar.

Conclusiones: Tengo que hacer más caso a la hamiga Mic cuando me recomienda un juego. Hay UN MONTÓN de redes inalámbricas en la ciudad. Yo no esperaba mas que media docena. Media docena he encontrado en el primer minuto. Y eso solo contando las abiertas.

Hace unos dias comentaba con una amiga que yo **suponía** que lo que realmente iba a terminar dandole a las redes inalámbricas el don de la ubicuidad sería una combinación de la nueva generación de consolas y la telefonía movil en un año o dos a lo sumo. Pero la verdad es que la red YA esta ahi, solo hace falta que los cacharritos sean lo suficientemente inteligentes para usarla. Creo que ha sido la primera vez en mi vida que la realidad ha estado a la altura de mi wishful thinking. Tengo que subir el listón.

2 comentarios en “Wardriving (con mis niggaz, man).”

  1. Bien, pues ya sabes lo que te dije del pikmin. Eso sí, es corto pero intenso. El 2 está mucho mejor pero creo que aún no es players choice.

    En fin, que estoy muerta, cansadísima, que el ambiente en el curro es una mierda y la gente da asco (excepto 3 excepciones)

    La la la

Los comentarios están cerrados.