Vuelve la lluvia

Por fin se empieza a notar que estamos en otoño. Y para complementar el mood otoñal, una galería de imágenes de edificios abandonados en Rusia encontrada en este post de Microsiervos me recuerda a alguna galería de imágenes que también andaba por mis favoritos. Una (que he perdido) era una gran colección de imágenes de un cementerio de material militar ruso. Otra (que se hizo famosa a raíz de su aparición en Slashdot) es KidOfSpeed: imágenes obtenidas por una chica rusa aficionada a las motos en sus paseos por la zona muerta de Chernobyl. Del mismo palo, Urban Decay y Damaged Property, dos comunidades de LiveJournal (una de las cuales fue el origen de la galería del cementerio industrial-militar del que hablaba antes).
Más reciente es esta colección de parques de ocio abandonados en Japón, cuya fuente no recuerdo.

Y como todas estas galerías no son lo suficientemente Web 2.0 como para enlazarlas en el 2005, vamos a echar al montón unas tags de flickr, que desentonando irónica y brutalmente con el resto del post, tienen el contenido más actual: abandoned, urbandecay, derelict y decay.

Ver estas imágenes me produce cierto placer morboso. Por un lado tengo la impresión de que todo acabará asi algún dia, cuando no haya humanos sobre este planeta. Por otro lado, ver un edificio abandonado en medio de la nada despierta cierto afán reconstructor. El alfabeto cirílico le da ese toque de realidad alternativa que lo convierte todo en una pelicula de ciencia ficción postapocalíptica de los años 70-80 y… tenemos un cóctel ideal para pasar la tarde de un dia de fiesta escapando a un mundo fantástico. Mientras tanto fuera, sigue lloviendo. Y me encuentro de un extraño buen humor.

Un comentario en “Vuelve la lluvia”

  1. A mi la lluvia me reconforta, me encanta, agradezco su gemir lastimero cayendo por las tuberías adosadas a mi casa, su golpear taciturno intentando colarse por las ventanas y soliviantarnos con su aguacero sempiterno hasta que las nubes se escapan y nos dejan un cierto regusto amargo por la vuelta de la sequía.

Los comentarios están cerrados.