Post malintencionado.

Es lunes. Me he levantado a las 11. Me he duchado y he preparado la comida para mi y para mis padres. Me he pasado la tarde contemplando y leyendo un poco. Reinicio a la partición con Linux, a tratar de configurar las X para que utilicen los drivers de Ati para mi Radeon. Resultado nulo, con un dolor de cabeza que cae en la categoría de daños colaterales. Vuelvo a la actividad de contemplación hasta que decido descansar brevemente para tomar una coke.

Nada: igual que ayer e igual que anteayer.

Mi hermana acaba de llegar a casa. Hace 12 horas que salió para ir a clase.

Nada en todo el fin de semana.

Ahora me tomo un té, escucho Burzum y sigo contemplando, hasta que me da por ponerme a psicoanalizarme. Vomito un montón de cosas pendientes en el TO-DO de mi wiki, como para recordarme a mi mismo que solo tengo que escoger cualquiera de esas cosas y ponerme a ello para salir de este estado.

Menos mal que mañana no madrugo. Creo que esta noche me agarraré a un libro y me evadiré dentro de el hasta quedarme dormido de puro agotamiento. O hasta que mis ojos, cansados de llevar toda la tarde aqui sentado, decidan unilateralmente que se acabó y tenga que apagar la luz y los monitores para dedicarme a mirar la oscuridad entre la cama y el techo. Y así seguiré tratando de imaginar ramificaciones para la historia que haya estado leyendo. Hasta que me duerma, o hasta que el vacío que tengo en la cabeza se llene de lo que no me deja dormir.

Debe ser que empiezo a hacerme a la idea de que en menos de un mes habré acabado la corta etapa de mi vida que ha consistido en estudiar el módulo. Dos años. Si me paro a pensarlo, mi vida progresa en pasos de dos años. Y añoro cosas que quedaron muchas unidades-de-dos-años atrás. Puagh.

Brain shutdown for maintenance mode NOW!

Programación de tarde.

No voy a hablar de cine de barrio, no. Es de la ‘otra’ programación. Hace tiempo que tengo ganas de experimentar un poquito con Python, mas que nada por ver si el código queda tan bonito como dicen. El caso es que hace unos dias, perdiendo el tiempo en clase, vi un hilo en barrapunto con un yoctocurso de perl (yocto es un prefijo del sistema internacional, ¿no?… 10 a la menos mucho) y me piqué con el Perl =).
Siempre le habia tenido respeto a ese lenguaje por aquello de que la egiptología es dificil y por que los jeroglíficos se me dan bastante mal. Pero resulta que si se empieza de manera apropiada, no tiene nada de dificil. Incluso es adictivo.

Y a lo que iba, es que la programación de esta tarde ha sido muy interesante =). Tenía intencion de parir un CGI en bash para pasarle url con enlaces de BitTorrent al mlDonkey que tengo corriendo en mi servidor, pero con bash me he visto rápidamente superado. Asi que me he puesto a fisgonear un poco de perl. Y como la tarea me superaba un poco todavia (nota: queda pendiente), me puse a experimentar, juntando dos cosas que hasta hoy no habia tocado en mi vida: CGI y Perl. El resultado consiste en un par de scripts para ‘ahorrar tiempo’ (léase, l33chear ;) las tiras de megatokyo y little-gamers en un formato cómodo y rápido (aunque muy cutre por ahora). Y lo mejor de todo es que tengo muchas ideas para mejorarlos aún.

Y siguiendo el consejo de minid (que pronto estará ahi a la derecha), estoy utilizando el wiki que hace tiempo que tengo instalado para documentarlo todo.

Que bonitos son los dias en los que uno aprende algo nuevo y ademas le sale bien. Si sólo me hubiera dado por ir a clase y haber avanzado algo en el proyecto, estaría mucho mas satisfecho conmigo mismo.