Aerogel a la venta

Parece ser que hay una empresa que ya vende aerogel (descripción más completa en inglés) a particulares. Solo son muestras de forma irregular, pequeño tamaño y gran precio: presumiblemente restos de su proceso de fabricación o de pruebas de calidad.

Conocí el aerogel cuando leí por primera vez, hace años, la trilogía de Marte de Kim Stanley Robinson, donde utilizan el aerogel para construir grandes cúpulas bajo las que albergar las ciudades marcianas, el fuselaje para los aviones ultra-ultraligeros necesarios para volar en la tenue atmósfera marciana, y muchas otras cosas.

En pocas palabras, un material con propiedades casi mágicas que de repente pasa de ser pura ciencia ficción a convertirse en algo que puedes ver y tocar. Cualquier friki de la literatura fantástica se moriría por tener un pedacito de mithril. Yo quiero mi trocito de aerogel, damnit >_<. Encuentro MUY díficil resistirme a soltar los putos 30 dólares que cuesta. No puedo explicarlo bien, pero la sola idea de poder manipular algo que para mi era inaccesible hasta hace poco, ponerme un paso más cerca de los mundos prometidos por esos libros, vale mucho más que 30 miserables dólares americanos. Ya veremos.

Sentido de la maravilla.

Hoy leyendo a PJorge me he dado con este enlace a una panorámica de Marte tomada por el Spirit yankee (ojo: requiere tener instalado Quicktime).

Se puede decir que soy un leve aficionado no-obsesivo a la astronomía. No tengo telescopio ni me hace falta, pero me gusta mantenerme informado sobre el estado de las cosas en este tema. En realidad mi gusto por la astronomía viene de la ciencia ficción.

Viendo la panorámica de ahi arriba, me ha parecido encontrarme dentro del libro de Kim Stanley Robinson “Marte Rojo” (ojo: el segundo enlace a veces no funciona. Que alguien le de unos cientos de euros a Cyberdark, por favor). Este (entendiendo toda la trilogía como una sola historia) fue mi libro favorito hasta que lei “El ascenso de Endymion” hace unos meses.

Sería bastante interesante saber que compartes todo un planeta con solo 99 personas. Y que necesitas a esas personas, por que lo que hay de pared para afuera es un desierto ocre lleno de piedras rojas, un mundo frío de óxido. Solo 99, algo manejable. Y no tener que pensar qué hacer, si no cómo hacerlo.

Pero para eso hace falta un planeta a estrenar >_<.