Post malintencionado.

Es lunes. Me he levantado a las 11. Me he duchado y he preparado la comida para mi y para mis padres. Me he pasado la tarde contemplando y leyendo un poco. Reinicio a la partición con Linux, a tratar de configurar las X para que utilicen los drivers de Ati para mi Radeon. Resultado nulo, con un dolor de cabeza que cae en la categoría de daños colaterales. Vuelvo a la actividad de contemplación hasta que decido descansar brevemente para tomar una coke.

Nada: igual que ayer e igual que anteayer.

Mi hermana acaba de llegar a casa. Hace 12 horas que salió para ir a clase.

Nada en todo el fin de semana.

Ahora me tomo un té, escucho Burzum y sigo contemplando, hasta que me da por ponerme a psicoanalizarme. Vomito un montón de cosas pendientes en el TO-DO de mi wiki, como para recordarme a mi mismo que solo tengo que escoger cualquiera de esas cosas y ponerme a ello para salir de este estado.

Menos mal que mañana no madrugo. Creo que esta noche me agarraré a un libro y me evadiré dentro de el hasta quedarme dormido de puro agotamiento. O hasta que mis ojos, cansados de llevar toda la tarde aqui sentado, decidan unilateralmente que se acabó y tenga que apagar la luz y los monitores para dedicarme a mirar la oscuridad entre la cama y el techo. Y así seguiré tratando de imaginar ramificaciones para la historia que haya estado leyendo. Hasta que me duerma, o hasta que el vacío que tengo en la cabeza se llene de lo que no me deja dormir.

Debe ser que empiezo a hacerme a la idea de que en menos de un mes habré acabado la corta etapa de mi vida que ha consistido en estudiar el módulo. Dos años. Si me paro a pensarlo, mi vida progresa en pasos de dos años. Y añoro cosas que quedaron muchas unidades-de-dos-años atrás. Puagh.

Brain shutdown for maintenance mode NOW!

Insomnio Redux

Son las 5 de la mañana, me levanto a las 7, y ya sé que no voy a dormir. Ultimamente no sé que me pasa, pero en cuanto me acuesto, la cabeza se me llena de miles de cosas, todas banalidades. La cuestión es que durante el dia, no pienso en nada de todo eso, pero a la hora de apagar la luz…
Tengo las horas de sueño cambiadas. Dicho de otro modo, no soy capaz de dormir si no es por puro agotamiento. Y lo malo es que el agotamiento no espera hasta la noche siguiente. Lo peor es: al dia siguiente suelo estar mas borde de lo acostumbrado, el cansancio no me permite acordarme de nada de lo que la noche anterior me provocaba tanta ansiedad, y en general, paso un dia de mierda en el que nada me sale como debe. Hasta que me quedo felizmente dormido en el momento mas inesperado, para resucitar a las 9 de la tarde, y no poder dormir una vez mas.

Joder.

Sigo los consejos de mi madre. Procuro no ver/hacer nada que me altere. No escucho ‘esa música que tiene que volverte loco’. No tomo cafeina desde las 5 o 6 de la tarde. Ceno poco, pronto y ligero. Hasta me he atrevido a apagar los ordenadores alguna noche, por ver si es el suave arrullo de los ventiladores lo que me molesta.

Espero que esta cutreautopsicoterapia me sirva para dormir un par de horas. Dentro de un rato, ducha, desayuno y a empezar una semana con buen pie: lunes, con 5 dias por delante, y sin haber dormido. Acojonante. Tengo que hacer lo que sea para no dormirme mañana por la tarde. Plan: secuestrar a alguna hamiga para ir a tomar unos cafés y a practicar el consumismo. Plan alternativo: buscar el carnet de la biblioteca y darme el paseo de una hora hasta la misma, para volver de vacio un rato despues. Plan mas probable: Quedarme dormido, levantarme, acercarme al cyber a ventilar durante un rato la mala hostia sobre los colegas, volver, no hacer nada, cenar y no poder dormir otra vez. A la misma bat-hora, en el mismo bat-canal.

O quizás sea que hace poco que cambié de almohada, y aun no me adapto a esta nueva circunstancia de mi vida.

Capitulo II: De lo que aconteció entre prima y tercia.

No ha estado mal el examen. Tres ejercicios razonablemente fáciles, para darnos confianza, y un cuarto ejercicio con el cual nos ha pillado desprevenidos, ha cogido carrerilla, ha saltado sobre nosotros y nos ha dado bien por el culo xDDDD.

Bueno, lo peor ya pasó. Ahora solo tengo que hacer el proyecto que otros llevan más de un mes haciendo, y se acabó. Si, me quedan mas exámenes, pero francamente, C++ no me da miedo, y la teoría de redes es mi segundo tema favorito de conversación (bueno, a lo mejor el segundo no…).

Otra cosa: esta tarde, el amiwito Slaine y yo hemos okupado la casa de Tolamen y los tres hemos pasado 5 horas sin despegar el ojo del monitor mientras jugabamos a Freelancer. Muy guapo.

Lo último: voy a cargar un libro en la Palm (Antihielo no me duró ni una semana) y a dormirrrrrrrr. Creo que llevo dos noches sin dormir. No por estudiar, si no… por que si.