Six tips for the newbie gym-goer

Bench Press (Shaft) by Usodesita

Puedes encontrar una versión en castellano de este post aquí.

As spring approaches, “operation bikini” and ads for gym memberships are going to start blossoming everywhere.  In my usual style of being too early or too late, here are some ideas I try to put in practice about, well, my practice. Beware, though, as I’m no expert: I just talk from the p.o.v. of someone who has been going to the gym for the last 6 months, and has discovered certain patterns that could be of use for people starting out.

Always work out on mondays. If you’re somewhat like me and stay in bed late on sunday, monday will catch you with your sleep pattern wrecked. You are going to spend all day fucked up, groggy and tired. Hitting the gym early in the afternoon, –if only for cardio and some abs work– wakes me up. I start the week happy and proud of myself, and fall asleep much earlier at bedtime.

Have a bite as soon as you finish. A banana, a chocolate cookie, a couple of raisins or something like that. I’ve found that if I don’t have something light to eat after my workout, I will get to the dinner table with kind of a voracious hunger, and end up eating way too much.

Do what you have to do. Nothing less, nothing else. Don’t try to do today the exercises you missed yesterday. Or tomorrow’s. Even if you feel full of energy and totally able to do them. DOMS are unforgiving and you will feel awful tomorrow. Ah, and just to mention it: don’t go to the gym to spend your evening socializing. Please.

Take some rest from time to time. Take a week off every couple of months or so. Sooner or later, fatigue will build up and you will see it’s harder to keep up the rhythm. Recharge yourself for a few days and everything will be mint again.Think how you’ll feel afterwards.

Think how you will feel afterwards. Some days, laziness will invade you. If you start thinking “gosh, i’m tired today. I’ll go tomorrow”, just try to remember the way you feel when you have just finished your exercises for the day and step into the shower. Now, compare this with the way you will feel after spending your day in front of TV or the computer.

Go for a walk. OK. You just can’t do it and your body is screaming at you to get home and relax until bedtime comes. That’s fine. But if you can gather enough strength and have a splinter of free time, go outside for a walk in the sunset. It’s a great way to ease muscle congestion and unwind after a hard day’s work!

That’s it. It’s 16.30 and I’m preparing to go to the gym. If you have your own advice about this, go ahead and comment :)

6 consejos para ir al gimnasio

Dumbbell by yuan2003

You can find an English version of this post here.
Con la inminente llegada de la primavera, pronto empezaremos a ver referencias a la “operación bikini” y publicidad de gimnasios por todas partes. Como yo todo lo hago con retraso o con adelanto, aqui van unas ideas que trato de poner en práctica. Ojo, no soy ningún experto, solo hablo desde el punto de vista de alguien que lleva yendo al gimnasio regularmente durante los últimos 6 meses y ha descubierto ciertos patrones que pueden resultar útiles a quien se plantee empezar ahora.

No faltar el lunes. Si eres como yo y el domingo te levantas tarde, el lunes te pillará con el sueño cambiado y estarás jodido, somnoliento y cansado todo el día. Visitar el gimnasio a primera hora de la tarde –aunque sea sólo para estar media hora en la elíptica y hacer unas abdominales– me despeja. Con esto consigo pillar la cama aún con más ganas, y empiezo la semana satisfecho conmigo mismo :)

Comer algo nada más terminar. Un plátano, una galleta de chocolate, un par de pasas o unos frutos secos. Si no como algo nada más salir del gimnasio, cuando llega la hora de cenar tengo un hambre voraz y termino comiendo más de lo que debería.

Hacer lo que haya que hacer. Ni más ni menos. No pretendas hacer hoy los ejercicios que te saltaste ayer, o los de mañana, aunque te veas sobrado de energías: las agujetas no perdonan y mañana vas a estar jodido. Ah, y al gimnasio no se va a pasar la tarde charlando.

Descansar de vez en cuando. No esta de más tomarse una semanita de descanso cada par de meses. El cansancio se acumula y tarde o temprano verás que te cuesta mantener el ritmo. Después de unos días recargando las pilas todo saldrá mejor.

Pensar como te sentirás después. Si algún día la pereza te invade y empiezas a pensar “hoy estoy muy cansado, lo dejo para mañana” recuerda como te sientes después de terminar tus ejercicios y darte una ducha. Y ahora compara con como te sentirás después de pasarte toda la tarde en casa viendo la tele o delante del ordenador.

Salir a dar un paseo. A veces no puedes más y el cuerpo te pide llegar a casa y no hacer nada más que lo estrictamente necesario hasta que llegue la hora de irse a dormir. Eso está bien. Pero si te ves con fuerzas y aún tienes algo de tiempo libre, un corto paseo a última hora de la tarde viene de lujo para descongestionar un poco los músculos.

Fin de la lista. Son las 16.30. Me voy al gimnasio. Si tienes algún consejo propio sobre el tema, déjalo en los comentarios :)

Frustraciones de un wannabe-bofh

Este es un post corto, en plan pataleo.

Habiendo decidido seguir revisando manuales de iptables antes de ponerme con algoritmos de traffic shaping y otras camisas de once varas, hago una paradinha para seguir un manual-para-retardados que aparecio hace unos dias en Bulma para generar un gráfico del consumo de ancho de banda a lo largo del tiempo, a partir de los logs generados por iptraf, programita muy molón, que como su propio nombre indica, sirve para monitorizar el tráfico que pasa por tus interfaces de red (aviso: es peligroso, si eres un friki integral, te puedes quedar mirando la lista de paquetes recibidos durante demasiado rato, e incluso terminar emparanoiarte – ¿de quien es esa ip que no hace mas que tratar de acceder a mi puerto 80? ¡me jaquean! ¡corriendo a hacer un nmap!).

El caso es que en una lectura rápida del susodicho minihowto, decido ponerme a ello, ya que parece facil y puede resultar interesante aprender a parsear un log y enchufarle los datos a gnuplot para que me haga un gráfico molón representando la escala temporal de los ataques de kazaa-histeria de mi hermana. Pensando ya en las posibilidades de este interesante cacharrito, sigo los pasos y instalo un par de chorradas necesarias mientras leo los scripts prefabricados. Primera putada: Perl. Un lenguaje que me da miedo. Nunca he entendido el uso de expresiones regulares, ya que la gente que las conoce y escribe tutoriales utiliza fórmulas arcanas que como simple mortal, me quedan vetadas. Segunda putada, el script para el programa que traza la gráfica es bastante espartano: me va a tocar tirar mucho de manual si quiero hacer algo útil. Es la filosofía de Linux, si, pero la mia es tocar y retocar poco a poco, consultando las cosas a medida que las voy necesitando para entender algo que he hecho funcionar por instinto, o por suerte.

Esto nos lleva a la conclusión de este post: necesito logs razonablemente largos para poder generar una gráfica que a estas alturas, es de un interés mínimo incluso para mi. Los pocos minutos que llevo logeando no creo que valgan para mucho. Que mejor manera de generar un tráfico de miiiiiiiiles de pequeños paquetitos que un servidor web en el que haya que dar vueltas y revueltas para encontrar lo que buscas: recuperaré (si encuentro el backup… si es que me acordé de hacerlo) mi wiki de brillantes anotaciones espontáneas que utilicé para desfogarme en clase durante los últimos meses.

Pero PHP, Apache y MySQL son demasiado para este pobre Pentium 133 que trabaja de router para mi, asi que, no problem, instalo a los tres caballeros en mi máquina de escritorio, que esta igualmente encendida casi 24/7, y hago una NATpirula para redirigir las cositas. Pero hamigos, sigo siendo un paquete y el iptables es un misterio para mi, todavía. Una breve consulta a alguna que otra regla, y me siento capaz de extrapolar una regla que puede que funcione.

Catástrofe.

No se que coño he hecho, pero el router se queda frito y no me queda mas remedio que resetearlo. Lo juro, la regla estaba copiada a pedal de la que con sudor y esfuerzo utilicé para redirigir un puerto alto, al puerto para el SSH, pero nada mas meterla, el disco duro empezó a rugir enfurecido y perdi toda respuesta del equipo.

Moraleja: Linux, root, y ‘ensayo y error’ son 3 ideas que no se llevan bien. Hala, a copiarlo mil veces.

Afortunadamente un reset lo arregló todo y volví a tener acceso SSH desde el que terminar de desfacer el entuerto y tratar de investigar lo que pasó. Si hubiera tenido que sacar el equipo del rincón inaccesible en el que lo he metido, y volver a enchufarle un teclado y un monitor para hacer las cosas localmente, no habría dado ni un duro por la conexión a Internet de los equipos de casa. Bueno, parece que me he extendido un poco mas de lo previsto.

Y antes de que se me olvide, happy b-day a Tarozt y Draako. Tengo que pedirle a la hamiga Mic que me pase una copia de su agenda para acordarme de todas estas cosas.