Post malintencionado.

Es lunes. Me he levantado a las 11. Me he duchado y he preparado la comida para mi y para mis padres. Me he pasado la tarde contemplando y leyendo un poco. Reinicio a la partición con Linux, a tratar de configurar las X para que utilicen los drivers de Ati para mi Radeon. Resultado nulo, con un dolor de cabeza que cae en la categoría de daños colaterales. Vuelvo a la actividad de contemplación hasta que decido descansar brevemente para tomar una coke.

Nada: igual que ayer e igual que anteayer.

Mi hermana acaba de llegar a casa. Hace 12 horas que salió para ir a clase.

Nada en todo el fin de semana.

Ahora me tomo un té, escucho Burzum y sigo contemplando, hasta que me da por ponerme a psicoanalizarme. Vomito un montón de cosas pendientes en el TO-DO de mi wiki, como para recordarme a mi mismo que solo tengo que escoger cualquiera de esas cosas y ponerme a ello para salir de este estado.

Menos mal que mañana no madrugo. Creo que esta noche me agarraré a un libro y me evadiré dentro de el hasta quedarme dormido de puro agotamiento. O hasta que mis ojos, cansados de llevar toda la tarde aqui sentado, decidan unilateralmente que se acabó y tenga que apagar la luz y los monitores para dedicarme a mirar la oscuridad entre la cama y el techo. Y así seguiré tratando de imaginar ramificaciones para la historia que haya estado leyendo. Hasta que me duerma, o hasta que el vacío que tengo en la cabeza se llene de lo que no me deja dormir.

Debe ser que empiezo a hacerme a la idea de que en menos de un mes habré acabado la corta etapa de mi vida que ha consistido en estudiar el módulo. Dos años. Si me paro a pensarlo, mi vida progresa en pasos de dos años. Y añoro cosas que quedaron muchas unidades-de-dos-años atrás. Puagh.

Brain shutdown for maintenance mode NOW!