Still alive

Sigo vivo, pero enterrado y dolorido entre trabajo, gimnasio y un curso nocturno de Oracle. No puedo con la puta vida, pero solo queda una semana más a este ritmo. Habrá que aguantar.