Métodos de ordenación

* mira la agenda *

Mañana tengo que entregar un informe que era para ayer. Pasado mañana tengo un examen de evaluación de electrónica digital. Hecho hasta ahora: 0%.
Perfecto. Es el dia ideal para ponerse a ordenar los cajones y las estanterias.

Premisas: tiendo a guardarlo todo. Aquel dibujo que hicimos en una servilleta en un bar. El billete de la primera vez que viajé en metro. El juguete de un kinder sorpresa que alguien comió hace años. Pegatinas. Mis hojas de calificaciones desde el colegio. Entradas de cine y conciertos. La fichas de personaje de mis partidas mas interesantes. La guia del visitante de cualquier exposición, muestra o feria a la que he ido. Acreditaciones de SIMOs, parties y certámenes varios. Recortes de periódico con las noticias mas variopintas. Coño, incluso cuando todas las semanas compraba cintas de cassete para grabar música cuando tenía 15 años, guardaba las pegatinas que me sobraban despues de etiquetar la grabación.

Pues me he encontrado con todo eso y mas. También, antes de tener un weblog en el que soltar mis tonterías, y ahora que gente que no debería leer éste lo lee, cuando no puedo dormir, me levanto, cojo un papel y empiezo a recapitular y ordenar los acontecimientos de los últimos dias. No es un diario, son hojas arrancadas de cualquier sitio donde recojo con mala letra (si mi caligrafía no es gran cosa para empezar, a oscuras ya es algo sublime) cada idea que me ronda por la cabeza, hasta que me siento a gusto y me quedo dormido.

La página en cuestión queda fechada y por ahi tirada, hasta que en dias como hoy, me da por colocar mi cuardo de manera obsesiva, y cama, mesas, estantes y suelo se ven ocupados por material a categorizar: Guardar una vez más o tirar. Luego reclasifico aquello que voy a guardar, y finalmente lo vuelvo a meter espontáneamente en los cajones y armarios.

El caso es que creo que es la primera vez que abro ciertos cajones desde que inicié esta paginucha para tratar de escribir la documentación de mi vida.
Y vaya. Más que documentación, hay material para hacer un documental multimedia o una exposición… teh ArchEnemy eXPerience o algo asi.

Pequeños objetos. Gomas para el pelo. Fotos dobladas o recortadas. Cartas de Magic (llevo años limpio, lo juro). Muchas, muchas hojas de papel con anotaciones o dibujos frenéticos. Al tocar algunas cosas, el corazón da un vuelco. Dos sobres de color azul que marcaron un antes y un después, y que algún dia podré volver a leer.

En fin. Que el hecho de ordenar físicamente los recuerdos viene a ser como una major version de las hojas garabateadas a oscuras. A la vez que me revuelve por dentro, parece dejarme las cosas claras, la sensación de que todo está bajo control. Un recordatorio de por qué estoy donde estoy. Un proyecto para revisar una vez más todo ese material (antes de que pasen 2 años más), organizarlo de algún modo para reconstruir la historia de mi vida y poder hacer uso de ella sin tener que perder 5 o 6 horas removiendo trastos polvorientos. Y es tentador desentenderse de todo y sumergirse en el pasado, aun a la vista de que no siempre fue mejor.

Me duele tremendamente la cabeza. No sé si es por el polvo añejo que flota en mi habitación, o por el que me flota en el cerebro. Pequeñas corrientes de viento estan creando remolinos en el polvo y en mi memoria.

AAAhhh wtf >_<. Yo solo buscaba una excusa para perder un poco el tiempo antes de ponerme a terminar el puto informe. Ya no hay más posibilidades. Una ducha, un sandwich, música bien alta y el cartel de 'no molesten'. No hay mas remedio.

2 comentarios en “Métodos de ordenación”

  1. Agenda…siempre he pensado en tener una, pero nunca he llegado a usar ninguna, no es por lo tipico de “tener todo previsto” (lo cual me suele gustar en cierta medida) si no pq me parece un coñazo ir apuntando todo.

Los comentarios están cerrados.