El dia de mañana

Mañana es un dia de esos que pueden ser importantes para la vida, o la carrera de uno.

Me toca presentar el proyecto más grande en el que he trabajado hasta ahora (lo que no significa que SEA grande). Traje, viaje largo con el cliente/jefe durante el que habrá que estar despierto y espabilado, reunión con los lusers y pointy haired bosses de turno.

La verdad es que no estoy nervioso, creo que tengo labia más que suficiente para manejar la situación, y aún mas, para desconcertar al personal con cosas que no entiendan si se me empiezan a ir de las manos. Pero es mi primera presentación, y no se por donde puede salirme la gente. De hecho, no tengo muy claro de cuanta gente estamos hablando, ni de cuanto saben o dejan de saber sobre la aplicación y sobre informática en general, asi que seguramente sea divertido.

De cualquier modo, pase lo que pase, por la tarde pienso celebrarlo con una buena sesión de terraceo y alrededor de un millón de cervezas, aprovechando que en dos dias, empiezan las primeras vacaciones pagadas de mi vida :).

En fin, una rápida ráfaga de emails, preparar un par de posts para el otro lado y a dormir. Que mañana puede ser el principio de mi Microsoft Corp. personal.

Actualización, el dia después…
Todo ha ido bastante bien. Sigo sin verme con traje, y no, no habrá fotos. La gente (11 personas) fue bastante agradable, y salvo un par de preguntas díficiles de capear y un fallo en la aplicación del que nadie pareció darse cuenta (salvo yo), las cosas se desarrollaron con suavidad. La verdad, creo que no me estaban haciendo mucho caso, pero bueno, puedo decir que por mi parte, lo hice lo mejor que supe/pude.

Lo peor: he vuelto con mentalidad de vacaciones y hoy llevo todo el dia muy, muy perro. Tengo que terminar un montón de cosas para dejarlo todo atado mañana, y en realidad lo que estoy haciendo es anotar exhaustivamente en que punto me encuentro de todo aquello que me queda por hacer para ponerme a ello cuando vuelva.

Un comentario en “El dia de mañana”

Los comentarios están cerrados.