Dicen que Dell teme a los blogs…

…y aqui va mi asalto.

Hace unos dias, el 26 de febrero, pedí un Dell 2407WFP via web a Dell. Plazo de entrega de 7 a 10 dias. Pago por transferencia, ya que establecí un límite en la tarjeta de crédito para evitar (teoricamente, je) este tipo de gastos tan desmadrados. Me indican que debería esperar unas 48 horas para que validen mi pago, que se añaden al plazo de diez dias. Estupendo y razonable.

Al dia siguiente, veo que el plazo de entrega en la web cambia a 24 – 48 horas. Estupendo, en 4 dias tendré mi monitor. Otro día más pasa y recibo una llamada de una comercial de Dell, informandome de que aún están tramitando mi pago, que el plazo estándar son 4 dias. Por lo menos ella me da mi número de cliente y de pedido para poder consultar el estado del mismo, que hasta el momento era inaccesible a través de su web.

De momento la entrega se retrasa al dia 12 de marzo. Dos semanas desde el pedido. Bueno. Si 10 dias me parecían bien, 14 no me van a asustar. Consulto religiosamente el estado del pedido. Fecha de entrega, dia 20 de marzo. Saltan las alarmas, y las blasfemias en arameo se alzan en el frio aire cuasi-primaveral. ¿Que cojones es esto?. De las 24 o 48 horas que aún ahora indica la web a mas de 3 semanas de espera. Dos emails sin respuesta en cuatro dias, breve llamada y un intercambio de opiniones con un comercial de acento cubano, me aseguran que esta tarde se pondrán en contacto conmigo sin falta.

Nos acercamos a la una de la madrugada y aún sigo esperando esa llamada. Así que escribo este post vudú para ventilar mi frustración, combatir esa incómoda sensación de ‘mi dinero esta en el aire’ e invocar los oscuros poderes del Dell Hell.

Seguiremos informando.