Dias extraños

Es una sensación muy desagradable tener que pasarte 8 horas en un sitio en el que esencialmente no tienes nada que hacer. Aunque la realidad sea que si que hay mucho que hacer, pero parece que no habrá prisa hasta que sea una cuestión de vida o muerte. Y habrá que compensar esas horas de no hacer nada con horas de actividad frenética.

No soy capaz de disfrutar de la calma antes de la tormenta. Sé lo que se me viene encima y no puedo hacer otra cosa que esperarlo.

Y encima me queda un mes para terminar las prácticas y ser un parado más. Creo que descartaré la huniversidad despues de convencerme de lo triste que resulta tras una conversación con un hamigo hingeniero. En esta empresa parece que tras un inicio prometedor pasan de mi, colocándome marrones aburridísimos que inevitablemente tardo 3 días en hacer, cuando no deberían ser mas de 3 horas.

En resumen: el verano pinta mal. Largo, aburrido y si nos fiamos de lo que nos dicen los medios, de mucho, mucho calor. Y además hoy he dormido fatal.

Also read...

Comments

  1. Y yo amiwo Arch, y yo. Apenas he pegado ojo. Encima después de estudiar y quedarme casi sopa babeando encima de los apuntes (handicap de quedarse estudiando en la cama) no he dormido casi nada. Será que estamos siendo irremediablemente sensibles por lo que se nos avecina, la tormenta, tempestad, alud de acontecimientos imprevistos y bajones varios después de unos años de cansina actividad intelectual. Al menos por mi parte.

  2. Ah, la Universidad… Cuánto se podría hacer y cuán poco se hace tantas veces. Entrar es cosa de pensarse, pero el mayor problema que tienes, jefe, es la edad. Aunque si no tienes prisa y lo compaginas con currar, sí que puede darte juego…

    Si temes engrosar las listas del paro tú tranquilo, en breves seremos más ;) Hasta entonces, y si no tienes planes, he estado hablando con el hermano de Emma, José Luis, que tiene una empresilla en Boecillo, y andan buscando gente… A veces vale más un buen enchufe que mil títulos ;) Si quieres más info, búscame por ahí, y ya le pregunto a ver qué tiene pensado.

    Hala mozo, la cabeza bien alta y p’alante, que ya nos queda poco a ambos :) Saludos.

Comments are closed.