Brócoli crujiente con un toque grasiento.

El auténtico bacon de los vegetales. Cena rápida, sencilla (funcional, espartana, austera, etc.) y no demasiado pesada, aunque lo parezca. Es importante hacerlo en una sartén con tapa para que quede mitad salteado, mitad al vapor, todo salud. Según lo grande que sea el brócoli y el hambre que tengas da para 1-3 personas. También es ideal para acompañar un pescadito a la plancha, o para comer en plan plato fuerte con un poco de quinoa, pasta o arroz y queso rallado/fundido.

Ingredientes:

  • Una cabeza (¿se llama así?. Yo lo llamo así) de brócoli.
  • Un chorrito de aceite de oliva, muy poquito.
  • Un poco de mantequilla (15 o 20 gramos).
  • Agua (para lavar el brócoli).
  • Un poquito de sal, si quieres.
  • Limón, para acompañar.

Procedimiento:

  1. Lavar el brócoli. Asegurate de remojarlo bien y no lo escurras demasiado, que quede agua entre las hojitas.
  2. Separar la cabeza en arbolitos, y cortar cada uno en 2 o 3 láminas de unos 5cm de grosor. Es importante que queden más o menos iguales.
  3. Chorrito de aceite a la sartén, y calentar fuerte hasta que empiece a humear.
  4. Poner las láminas de brócoli en la sartén, TAPAR y esperar un par de minutos. Básicamente lo que tardas en twittear “cocinando brócoli, huele que alimenta, me voy a poner como un trullo”.
  5. Destapar, bajar el fuego y añadir un par de pellizcos de sal y la mantequilla, removiendo para que se impregne entre las hojitas del brócoli al deshacerse.
  6. Comprobar que el brócoli está a nuestro gusto pinchando alguno de los tronquitos, servir, rociar con limón y comer.

Veredicto: hasta ahora, dos de dos personas a las que no las gustaba el brócoli han cambiado de idea. A los que ya les gustaba ahora les gusta de otra manera.

3 comentarios en “Brócoli crujiente con un toque grasiento.”

  1. Esta receta no me parece mala idea, y eso que a mí el brócoli tampoco me gusta… habrá que intentarlo algún día, eso sí, pasando de la quinua y echando arroz, xD

Los comentarios están cerrados.