Animalito…

Leo (via Smart Mobs) sorprendido lo que ocurrió hace unos dias en un vagón de metro en Korea.

Resulta que la señorita de la foto viajaba con un perro, que dejó el suelo hecho una pena. Al negarse a limpiar lo que su animalito había ensuciado, uno de los viajeros del tren la sacó una foto con su móvil y la publicó en internet. En cuestión de horas, se publicaron sus datos personales, más fotografías y por supuesto el montón de montajes y modificaciones humorísticas que son el pan nuestro de cada dia. En una palabra, se convirtió en alimento para todas las pirañas de la piscina blogosférica. Y por supuesto en el túnel, no tardamos en sacar las barbas falsas y las bolsas de gravilla.

No sé si esto es un ejemplo de lo mejor de la cyberdemocracia y la civilización transparente, o al contrario, una triste muestra de la “aldea global” en el peor sentido de la palabra. Es indudable que quizá este pasando unos dias horribles, pero tambien es cierto que en un par de semanas nadie se acordará de ella más de lo que ahora nos acordamos de “el tio ese” o del Star Wars Guy.