3 ideas sobre la comunicación en el trabajo

Advertencia: este artículo está pésimamente redactado, fue escrito durante un momento de alta tensión laboral. Si te parece TL;DR límitate a las negritas y quédate contento. Empezamos…

A communications breakdown can only mean one thing…

Otro de los problemas inherentes al trabajo de en el sector de tecnologías de la información. Cuando hay algun tipo de problema, y te lo comunican en persona, es fácil que te digan algo del estilo ‘mira a ver que pasa que no funka la wea‘ y se queden tan panchos. Sin embargo, cuando el problema es comunicado por escrito (lease correo electrónico o mensajeria instantanea), la verborrea se desata y se emplean formalismos arcaicos que no hacen más que enmarranar una descripción que podría ser bastante simple.

Debe ser algo generacional. Mucha gente (no todos, ojo) en las capas superiores de este negocio, al verse enfrentados a algo tan simple y directo como la mensajería instantánea, se ven descolocados. Creen estar soltando un discurso. Decoran y elaboran cada intervención en una conversación IM hasta que esta supera las 6 lineas para decir lo que se podría haber dicho en 6 palabras. Y que encima, la mayoría escriben bastante despacio, con lo que el ritmo de la conversación es demasiado lento como para poder mantener un intercambio productivo, pero no lo suficiente como para poder volver a lo que estabas haciendo entre linea y linea.

Reserva la mensajería instantánea para tus iguales, los otros mercenarios de la tecla. Para la comunicación vertical consultar el siguiente punto.

Sin embargo, con el correo, al contrario de lo que cabría esperar basándonos en la experiencia con la IM la aproximación es diametralmente opuesta.

Disparan los correos de 4 en 4, sin asunto y sin orden, con dos lineas de contenido y haciendo referencia a ‘lo de ayer’ o ‘al mensaje de antes’ sin citar o dar otro tipo de pistas sobre a que se refieren. O simplemente envían un correo megalítico, un solo párrafo de 40 lineas, con las ideas mezcladas y poco claras. Y por supuesto, con esa cutre ‘notificación de lectura’ del Outlook y esperando respuesta inmediata.

Contraataca. Para cada correo responde inmediatamente pidiendo una clarificación. Cuando la clarificación llegue contesta tambien inmediatamente ‘ok, en cuanto tenga un minuto me pongo con ello’. No alterará mucho tu planning y demostrarás tener reflejos rápidos y capacidad de reacción.

Aún hay más, y ahora llega mi parte. El teléfono. Odio hablar por teléfono. Reconozco que en muchos casos es lo más práctico, pero el timbre que anuncia tienes que dejar lo que estabas haciendo y dedicarle toda tu atención en exclusiva durante los próximos minutos, me pone de pésimo humor de manera casi instantánea. Muchas veces, su única función es transmitir patatas calientes via ondas electromagnéticas. Alguien te llama para que te conectes a tal sitio y mires a ver si funciona tal cosa por que él, que está allí, no puede molestarse en sacar el portátil de la mochila, le viene muy mal. “Y rapidito que tengo al cliente aqui preguntando”. Las malas noticias suelen llegar por teléfono. Las urgencias también.

Nota del autor: Si me llamas por teléfono y sueno borde al descolgar, no es culpa tuya. Es condicionamiento pavloviano. Si no cojo el teléfono, es que me has pillado en medio de algo. Prueba a volver a llamar en unos minutos o enviar un SMS y ya te llamaré yo cuando pueda.

Teclear mientras sujetas el teléfono contra el hombro es una de las mejores maneras de joderte cuello y espalda en 10 minutos. Los auriculares bluetooth ayudan tremendamente en este aspecto, y te permiten sentirte teleoperadora de dientes perfectos como las de los anuncios durante unos minutos.

Auricular+micrófono: IM-PRES-CIN-DI-BLE-BLE. Aunque parezca un poco snob en cuanto lo pruebes te convencerás. Y tambien puedes usarlo para VOIP.

2 comentarios en “3 ideas sobre la comunicación en el trabajo”

  1. Cuantas verdades juntas!

    En lo del Outlook, te has olvidado el maravilloso mundo de los adjuntos. Quién no se ha encontrado con un .doc adjuntado para poner cuatro chorradas que podían haber ido en el cuerpo del correo en texto plano?

  2. En mis experiencias trabajiles he tenido dos tipos de “comunicacion vertical”, en el primer curro el jefe era bastante abierto y facilmente alcanzable, siempre comunicacion de tu a tu en persona, nada de telefonos ni mails.
    El segundo caso era con un “jefe” que tendria como mucho dos o tres años mas que yo y que se sentaba en la mesa de al lado, a menos de un metro de mi. Tooooooodo cuanto me decia era por mail, en plan “haz lo que hablamos la semana pasada”. Su jefe, que era mi super-jefe xD se comunicaba exclusivamente por msn, daba igual que te acercases a su mesa (tres metros delante) y le preguntases, el te mandaba al pc y a hablar por msn.

Los comentarios están cerrados.