Repasando feeds

En este lunes que no es lunes, un rápido repaso a los feeds habituales deja estos enlaces y noticias destacados:

  • Prohibir las bombillas incandescentes me parece una gran idea. Aunque seguramente lo mejor seria gravarlas con algo de fuerza para subvencionar alternativas. Como no soy un fan de las lampáras fluorescentes, llamadas de ahorro de energía, mi apuesta es la iluminación LED.
  • Vuelve gimp-es despues de meses desatendida en los servidores de Hispalinux. Muy interesante para quien a) se pierde en Photoshop o b) prefiere usar alternativas libres si pué ser. Servidor se encuentra en la intersección de estos conjuntos.
  • ¡E-book de ciencia ficción gratis! Nueva Lisboa de Jose Antonio Millán. Va a la saca ahora que mi pila de libros pendientes (por fin) empieza a menguar.

Evolución cinematográfica de un programador

Jackie Chan: Joven, espabilado y enérgico. Puedes luchar de manera bastante satisfactoria, pero el enemigo (especialmente los más grandes) aún te acojona. Las peleas son largas y espectaculares, y la mayoría de las veces te llevas una buena paliza. Solo al final empiezas a controlar la situación. No usas ninguna herramienta sofisticada, todo lo haces a mano, o con lo poco que tengas a tu alcance, como la proverbial escoba de todas las pelis de Jackie Chan. Te gusta lo que haces, pero cada poco tiempo tienes que recordar y desafiar las enseñanzas de tu maestro.

Bruce Willis: Le has cogido el truco a la lucha. Tienes a los malos controlados desde el principio. Estás quemado y cansado de tu trabajo, pero aún asi lo haces por que “es lo que todo americano debe hacer”. Has aprendido a utilizar herramientas que te ayudan a eliminar a los enemigos con mas rapidez, aunque no de manera demasiado limpia. Sabes todo lo que se puede saber, pero tienes que refinar tus métodos. Aun no puedes terminar sin llevarte unos cuantos mamporros: ganarás, no sin que acabes cubierto de sangre y caminando descalzo sobre cristales rotos, pero ganarás.

James Bond: Algún dia serás James Bond. Tranquilo, rápido y despreocupado. Estas pertrechado con un buen juego de herramientas altamente sofisticadas que te permiten eliminar hordas de enemigos con solo quitar la tapa del boli. Terminar una misión sin despeinarte es una tarea trivial, e incluso tendrás tiempo de aprender a disfrutar de placeres no tecnológicos (léase chicas Bond). Pero mucho ojito: esta evolución es cíclica, y uno nunca dura mucho al servicio de su majestad británica.

Más allá, existen otros estados, solo accesibles para los seres iluminados que hayan vivido muchas veces este ciclo. Si alguno de estos seres superiores ha experimentado alguna vez lo que es ser un programador Bruce Lee, o un programador Chuck Norris, que lo cuente en los comentarios.