¿Papel electronico o PC Palmtop?

No puedo evitarlo, soy un friki irredento de todo lo que me permita cultivar mis vicios: no desconectarme de la red allá donde vaya, y llevar algún material de lectura siempre encima.

Incluso resistiendome conscientemente a visitar gizmodo y engadget a diario, no dejo de encontrarme con una increible cantidad de aparatitos que pasan a mi wishlist en menos de doce parasegundos.

Hoy, descubierto via hardgame, toca para empezar el subnotebook mas subnotebook que he visto hasta ahora. Se trata del FlipStart, que si nos fiamos de las cifras de las especificaciones, es más potente que varios de los ordenadores que pululan por mi casa, con un procesador Transmeta a 1GHz, y cito textualmente: “One full day operation in low-power mode”. En teoría no estará disponible hasta finales de año (ojo, no especifica que año), y del precio nada se sabe. Le seguiremos la pista.

Por otro lado, via akihabara news un prototipo de “papel electrónico” de Epson, del que la verdad es que no tengo mucho que decir. Vale que tanto el primer cacharrito como el segundo no pasan de ser vaporware, y en especial el e-paper es una promesa que arrastra ya varios años, pero vista la aceleración que esta volviendo a tomar el mundo de las nuevas tecnologías despues del bajón de estos últimos años, pedir cualquier cosa es pedir poco.

¡Bicicletaje! (II)

Hoy han sido otros 15 minutos (y mañana lo serán igualmente para pasar a 20-25 el jueves) con un total espeluznante de 9.5km según el indicador (del que cada vez me fio menos). Posibles causas de esta diferencia pueden ser: 1) que el medidor/velocimetro/cuentakilometros/trasto de la bici este jodido, 2) tener menos agujetas que ayer, o 3) la mala hostia despues de un mal día en el curro (del que daré cuenta cuando lo tenga un poco más meditado ;).

Mientras estaba dale que te pego, fuñe que fuñe, o como se diga, se me ha ocurrido escribir un webservice o algo así que emita un churrete de xml contando lo lejos que me he ido hasta el momento, número de pedaladas totales, promedios y lo que se me ocurra y hacer un chorrijavascript que lo recupere utilizando XMLHttpRequest. Horrorosa e innecesariamente complicado, pero molón. Al final no lo haré, pero con algo tenía que distraerme mientras pedaleaba.

Y ahora para quedarme como estaba, me voy a cenar un par de pimientitos rellenos made in mom.

Venadas que le dan a uno los lunes.

Hoy he llegado a casa un poco mas tonto de lo normal. A los 20 minutos de llegar, en lugar de esnucarme a leer, jugar al Kotor, repasar los feeds o en general, perder un poco el tiempo, me ha dado por subirme a la bici estática y ponerme a pedalear. Dos experimentos este fin de semana me han dejado en ese punto de agujetas en el que te apetece volver a torturarte un poco más.

Después de haber terminado la semana pasada hecho una puta pena, totalmente descolocado por la llegada del calor (39° a mediodía se llegaron a ver), arrastrando toda la semana un sueño y una pesadez bestiales, y acostándome viernes y sábado antes de la 1 de la mañana, tomé la “determinación” (entre comillas por que mi determinación casi nunca suele serlo) de activarme un poco. Normalmente mi conducta habitual habría sido preguntarle a google por un plan de ejercicios adecuado a mi peso, costumbres, estatura, alimentación y signo del horóscopo chino, habría encontrado mil y me habría dado la hora de ir al sobre antes de ponerme a hacer nada.

Sin embargo, directamente me he estirado un poco, he trepado a la bici, he subido la resistencia al máximo y me he puesto a pedalear a todo trapo, para ir bajando ritmo y fuerza de pedalada hasta que he dejado de sentir mi hígado trepando hacia mi boca. He puesto el temporizador a 15 minutos, he bajado la vista y he tratado de pensar en otra cosa hasta que se ha cumplido el tiempo. 6.2km marcados en la pantallita en cuestión, a razón de 220 pedaladas por kilómetro, de radio desconocido (por ahora). Desde luego 15 minutos son poco, y despues de los primeros 5 buscando el ritmo (que han sido duros), podría haber tirado el tiempo necesario, pero tampoco quiero andar mañana como si fuera Robocop.

Despues de ducharme, por curiosidad me he pesado y la bascula marcaba 83kg., que es mi máximo en mucho tiempo. Y sin duda lo he alcanzado desde que me paso un buen número de horas al dia sentado en el curro. De cualquier modo, siempre he sido bastante huevazos en cuanto a mi tonelaje y no es eso lo que me preocupa. Me preocupa la pesadez y el cansancio (demasiado cansancio incluso para un übercansino) de la semana pasada.

A ver si soy capaz de convertir la bici en una costumbre (costumbre recuperada de los años de instituto, añado), o al menos sustituir por un paseo equivalente.
Para más adelante, un análisis de mi dieta y mi consumo, a ver cuán lejos estoy del equilibrio zenérgetico.

Desde luego, los lunes no son lo mío >_<